PRECIOSA ANTES, MARAVILLOSA DESPUÉS

Maquillaje y peluquería al servicio de tu belleza natural, para resaltar tus rasgos y potenciar al máximo lo mejor de ti. No son tus ojos, es tu mirada. No son tus labios, es tu sonrisa.

Tu luz, única y especial, y tan a menudo apreciada por todos menos por ti misma. Es fácil buscarse todos los defectos, algo en lo que las mujeres somos auténticas expertas: me sobran estos kilos, estas arrugas, estos años... Es hora de que nos aceptemos en cada etapa de nuestras vidas y disfrutemos de nosotras mismas, en cada momento de nuestra trayectoria, a veces complicada pero siempre fascinante.  Una lección de vida que debemos dar como mujeres a nuestras hijas, para que aprendan que serán válidas y bonitas en cada momento de su vida. 

La belleza de una mujer no se halla en la ropa que viste, en su figura o en la forma en que se peina. La belleza de una mujer se ve en sus ojos, porque son la puerta de su corazón, el lugar en que reside el amor. La verdadera belleza de una mujer se refleja en su alma, el cariño que amorosamente da y la pasión que demuestra. La belleza de una mujer no deja de crecer con el paso de los años.
— Audrey Hepburn
Audrey Hepburn fotografiada por Inge Morath durante la producción de The Unforgiven, Durango, Mexico, en 1959 y por John Cogi después de un viaje como embajadora de Unicef a Etiopía, en 1988.  Fuente: rareaudreyhepburn.com.

Audrey Hepburn fotografiada por Inge Morath durante la producción de The Unforgiven, Durango, Mexico, en 1959 y por John Cogi después de un viaje como embajadora de Unicef a Etiopía, en 1988.

Fuente: rareaudreyhepburn.com.